MTB Leganes

Comunidad ciclista de Leganés y zona sur de Madrid

Sierra de Gata. Dragones en la calzada parte 2

Salimos de Hoyos tomando un antiguo camino vecinal entre esta localidad y Trevejo. Se trata de una vieja calzada, no esta tan bien conservada como la de Gata pero se puede rodar. Pese al traqueteo y las irreverentes moscas (léase estoy hasta los h..vos de las p..as moscas), es una delicia estar inmersos en un bosque de castaños.

Haciendo varios cruces con la carretera de Valverde del Fresno nos encontramos ante el tramo final. Tenemos que pasar dos alambradas que cortan el camino de mala manera y hacer buena parte empujando la bici a pie.

La visión del castillo de Trevejo me deja ver de nuevo sonrisillas de felicidad en mis compañeros. Este último tramo se puede rodar y a mí se me hace duro, muy duro, parezco una caldera. Con un poco de testiculina consigo llegar a Trevejo y encuentro al resto de dragones en una fuente por ellos denominada como Fuente AHHH. En cuanto meto la cabeza lo entiendo, un suspiro de alivio sale de mi garganta “AHHH”, no solo a mí me ha costado subir hasta aquí. Tengo mala cara ¿verdad?

Trevejo es un pueblo singular, recorrerlo te sumerge en una fortaleza medieval, sus calles casi desiertas, ancianos (o eso parecen) descalzos sobre el piso de roca, su castillo... Si alguna vez pasáis cerca regalaros una visita.

Debemos retomar ya el viejo camino de Acebo a Payo que pasa por las antiguas labores mineras de Jálama, la montaña que ha vigilado nuestra ruta durante todo el día, siempre presente. La tenemos al alcance de los dedos, pero aun nos tocaba penar por una vieja calzada destrozada. No era el único que pensaba que igual nos caía la noche.

Las vistas son espectaculares, algunos tramos nos obligan a empujar la bici de nuevo.

Pasamos cerca de las Cabezas de la Cervigona unos saltos de agua espectaculares que nos anuncian que estamos muy cerca de entrar de nuevo en Salamanca. El camino mejora en cuanto al firme, pero se estrecha acosado por las escobas, hay que estar atentos para que ninguna se enganche en el manillar y nos de la voltereta.

Un último paso canadiense marca el límite de provincia, se ve el pueblo perfectamente, se respira euforia. Lo que no saben los dragones es que les voy a meter una rampa regalo, je,je,je. Hay que subir el Teso de la Pizarra, a más de uno se le atraganta, tras el último esfuerzo solo nos queda el descenso hasta la carretera de Payo, la entrada triunfal en el pueblo y la sabrosa barbacoa bien regada con zumo de uva y lúpulo donde repasaremos durante la noche nuestra épica jornada.

Después de un fin de semana intenso e inmejorable me gustaría deciros, que no me he llevado ninguna sorpresa. He encontrado en mis compañeros de MTB Leganés lo que ya sabía que iba a encontrar.

Señores, es impagable rodar con vosotros.

 Me hubiera gustado que hubierais venido muchos otros, soy consciente que un fin de semana de este tipo es un privilegio.

A los que habéis venido espero que repitáis, y a los que no espero algún día poderlo compartir con vosotros.

¡Gracias Dragones!

Visitas: 196

Comentario por javier ripoll el septiembre 15, 2011 a las 8:18pm

Cuando sea un abuelo le diré a mis nietos babeando y con una sonrisa de oreja a oreja.....

 

YO ESTUVE ALLÍ ¡¡¡

 

Carlos..., Genial ¡¡

Comentario por KiKe Coronado el septiembre 15, 2011 a las 9:02pm
IMPRESIONANTE Carlos, gracias a ti por todo.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de MTB Leganes para añadir comentarios!

Participar en MTB Leganes

© 2017   Creado por jfdelafuente.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Web Analytics // Redirect a MTB Leganes App